COVID-19 Y DIABETES

Por: MNC.ED. Arturo Sánchez Loeza.

¡Hola a todos!, en este Blog vamos a tratar de una manera general un aspecto relevante no solo por la situación de pandemia por la que estamos atravesando, sino también por la pertinencia social y el enfoque que la ciencia de la nutrición puede tomar de aquí en adelante.

Las implicaciones que trajo consigo la epidemia por Covid-19, no solo nos tomó de sorpresa si no también “mal parados” en muchos países del mundo como México en el que ya tenemos arrastrando por años grandes riesgos a la salud, en especial de las derivadas por las Enfermedades Crónicas No Trasmisibles (Diabetes, obesidad, hipertensión, dislipidemia, cáncer).

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en México 8.7 millones de personas sufren diabetes, además, se estima que alrededor de 12 millones de personas padecen la enfermedad sin saberlo, pues no han sido diagnosticados. Con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) realizada en 2018 se reportó un incremento de 2.2 millones de pacientes diagnosticados con diabetes en comparación a las cifras de la encuesta en 2012 1. Ante este panorama, desde el inicio de la pandemia en China, se han observado sectores de riesgo que han llevado a pacientes infectados por covid-19 a desenlaces mucho más complicados y hasta la muerte, entre los que se encuentran las personas adultas mayores y las que padecen alguna enfermedad crónica no trasmisible en especial la Diabetes Mellitus tipo 2. Un punto muy importante y que la Universidad de Míchigan aclaró en el mes de abril es que vivir con diabetes NO aumenta el riesgo de contraer COVID-19, cualquier persona que este en situaciones de riesgo, no cuidando las medidas de higiene y las de sana distancia puede infectarse, pero si se ha visto que este tipo de pacientes pueden experimentar complicaciones graves 2.

¿Por qué los pacientes que viven con diabetes mellitus tipo 2, pueden tener un peor pronóstico ante la infección por Covid-19? Recordemos que la inflamación se considera una respuesta fisiológica de protección del organismo, se presenta para controlar las agresiones físicas, químicas o biológicas que se caracteriza por un elevado número de leucocitos y un incremento en los niveles de citocinas proinflamatorias en la circulación o en los tejidos, la diabetes mellitus es causa y es consecuencia de un proceso de inflamación crónica del endotelio, una persona con DM2, por el simple hecho de vivir con ella presenta un mayor riesgo de cualquier tipo de infección, fundamentalmente por un defecto de la inmunidad innata que afecta a la fagocitosis, la quimiotaxis de neutrófilos y la inmunidad celular, que los hace ser especialmente vulnerables3.

Los médicos que tratan a pacientes con DM2 Y Covid -19 establecieron la relación que sería que el virus agrava la inflamación crónica de bajo grado característica en los pacientes con DM2, desencadenando un síndrome de liberación de citocinas, con una respuesta sistémica hiperinflamatoria y no controlada, que resulta de la liberación de grandes cantidades de citocinas proinflamatorias por células inmunoefectoras, como son los macrófagos activados por la infección, el mal control metabólico del paciente con DM2 aumentaba la tasa de mortalidad 4. En México de forma particular los pacientes que ingresaban a la UCI no se sabían con diabetes, tenían tratamientos desarticulados, habían dejado el tratamiento en varias ocasiones o presentaban hemoglobinas glucosiladas mayores a 7% que indican descontrol glucémico crónico.

En los casos graves de Covid-19 se observa que han aumentado aún más la producción de marcadores inflamatorios como (INTERLEUCINAS) IL-6, IL-2R, IL-10 y TNF-alfa, mientras que los linfocitos T totales, en particular las células CD4 y las células CD8 disminuyen notablemente (Linfopenia), el nivel de tormenta de citoquinas y linfopenia de células T se asocia con daño pulmonar, dificultad respiratoria (Síndrome de dificultad respiratoria aguda ARDS) y otros resultados desfavorables5.

Es decir, mis queridos colegas, se unen los estragos de una inflamación crónica (DM2) con los estragos de una inflamación aguda (Covid-19).

Para concluir es importante resaltar la gran importancia que tiene la figura del nutriólogo en el sistema de salud, muchos años minimizada o hasta invisible para algunos gobiernos, pero que en estas situaciones nos damos cuenta del “hubiera sido” mejor la intervención nutricia oportuna para evitar lo que estamos viviendo; miles de muertes que en gran porcentaje pudieron evitarse al reducir y eliminar factores de riesgo como una alimentación incorrecta, el sedentarismo creciente y un diagnóstico y acompañamiento de la diabetes no tan eficiente.

1. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) 2018. Presentación de resultados https://ensanut.insp.mx/encuestas/ensanut2018/doctos/informes/ensanut_2018_presentacion_resultados.pdf.

2. Universidad de Michigan, 13 de abril de 2020, Scott Soleimanpour. M.D

3. N. Jafar, H. Edriss, K. NugentThe effect of short-term hyperglycemia on the innate immune system Am J Med Sci, 351 (2016), pp. 201-211, 10.1016/j.amjms.2015.11.011

4. D.J. DruckerCoronavirus infections and type 2 diabetes--Shared pathways with therapeutic implications Endocr Rev, 41 (2020), 10.1210/endrev/bnaa011.

5. Pedersen SF, Ho YC. SARS-CoV-2: a storm is raging. J Clin Invest. 2020;130(5):2202‐2205. doi:10.1172/JCI137647

308 vistas

La Tienda del Nutriólogo

Tienda física: Mariano Matamoros #1303, Colonia Universidad, Toluca, Estado de México. Tel. (722) 212 9272

Horario COVID (hasta próximo aviso)

Lunes a Viernes de 11 a 17 hrs. 

Sábados de 10 a 15 hrs.

Asesoras de ventas:

Ale: WhatsApp: 722 268 2580

Danny:WhatsApp: 722 198 6322

Aviso de privacidad