• Fomento de Nutrición y Salud

El Plato del Bien Comer en la alimentación de los adolescentes varones

MN Margarita García Campos NC

En la pubertad se manifiesta el último brote de crecimiento (hay un aumento del 50 por ciento del peso adulto y alrededor del 15 por ciento de la talla final) y el desarrollo de los caracteres sexuales secundarios, de ahí la importancia de consolidar hábitos correctos de alimentación.


En el caso de los varones, el mayor pico de crecimiento se presenta alrededor de los catorce años.

Con respecto de la composición corporal hay marcadas diferencias entre hombres y mujeres:

  • En los varones el incremento en los niveles de testosterona y andrógenos, promueven un aumento en la masa muscular: aproximadamente 6.5 kg de masa libre de grasa al año.

  • La grasa corporal aumenta alrededor de 0.5 kg / año en hombres, lo que hace que el porcentaje de grasa corporal disminuya de 17 a 13 por ciento a lo largo de la pubertad.

Además de la velocidad de crecimiento y de los cambios en la composición corporal, se debe tomar en cuenta la intensidad de la actividad física que se desempeñe, a fin de determinar la cantidad de energía que requieren los adolescentes. Debido a que los hombres poseen mayor proporción de masa muscular con respecto a las mujeres, necesitan en promedio más energía por kg de peso. Los adolescentes varones requieren entre 45 a 70 kcal/kg de peso/día.


Se recomienda que entre 50 y 60 por ciento de la energía que consumen sea en forma de hidratos de carbono, con no más de diez por ciento de azúcares simples; de diez de 15 por ciento de proteínas y hasta 30 por ciento de lípidos. Se debe promover el aporte de fibra a partir de frutas y verduras de temporada, de preferencia crudas y con cáscara, así como cereales integrales y leguminosas. El consumo de agua equivale a 1.0 - 1.5 ml por kcal consumida. SE sugiere realizar tres comidas principales con colaciones opcionales, enfatizando la importancia del desayuno.


Algunos nutrimentos inorgánicos son determinantes por su función en el crecimiento y desarrollo del adolescente; a continuación se muestran, entre otros, la ingesta diaria sugerida (IDS) para púberes mexicanos.

Con respecto a las estadísticas en nuestro país, la encuesta Nacional de Salud y Nutrición Medio Camino 2016, obtuvo que el 33.5 por ciento de los adolescentes hombres presentan sobrepeso u obesidad. Sólo 27 por ciento consume verduras y 60 a 80 por ciento ingieren botanas, postres y bebidas azucaradas, lo cual ha influido en la aparición de enfermedades relacionadas con la alimentación.


En los últimos años, México al igual que la mayoría del mundo, ha experimentado una transición epidemiológica, por lo que un grupo de expertos en nutrición, creó el Plato del Bien Comer, una herramienta visual muy útil para conocer los diferentes grupos de alimentos y la proporción que debe incluirse de cada uno de ellos.


La imagen está representada por un pastel (de esta forma no se jerarquiza a los alimentos ya que todos son igualmente importantes y necesarios para promover un estado óptimo de salud). Es importante señalar que en sí, no determina raciones recomendadas, dado que las necesidades nutrimentales difieren por grupo de edad, género, estado fisiopatológico y actividad física.


A partir de dicha imagen es posible evidenciar dos de las características de la dieta correcta:

  • Completa: se refiere a la inclusión de los tres grupos de alimentos en cada tiempo comida. Los alimentos se agrupan de acuerdo con los nutrimentos que contienen en mayor cantidad, por lo que pueden sustituirse entre sí y son complementarios con los de los demás grupos: 1. Verduras y frutas, 2.Cereales y 3.Leguminosas y alimentos de origen animal.

  • Variada: se deben incluir diferentes alimentos dentro de cada grupo, ya que no todos proveen los mismos nutrimentos. Para lograr esto se recomienda preferir alimentos de temporada, los cuales resultan más accesibles.

Algunas otras recomendaciones prácticas para garantizar una adecuada alimentación de los adolescentes son:

-Tener en la alacena y en el refrigerador alimentos nutritivos y apetecibles.

-Fomentar la hidratación a lo largo del día, en especial con agua simple.

-Realizar por lo menos una comida en familia y en casa, lo cual permite reforzar hábitos correctos.

-Insistir en no saltarse comidas, especialmente el desayuno.

-Involucrar al adolescente en el proceso de selección, compra y preparación de los alimentos, alternando platillos preferidos con otros necesarios para tener una dieta correcta.

-Comer despacio, masticando bien, en un ambiente tranquilo, evitando distracciones. No rotundo a la televisión o al teléfono.

-Evitar compensaciones a través de la comida.

-Motivar al adolescente a que realice la actividad física que prefiera y que considere divertida para lograr una mejor adherencia.

-Vigilar en todo momento la higiene personal y de los alimentos.


En la actualidad el refrigerio escolar o lunch ha sido desplazado por la compra de alimentos de alta densidad energética en las escuelas (especialmente frituras, golosinas y bebidas azucaradas). Asimismo, se ha reportado un aumento en el tamaño de las raciones y consumo de comida rápida. La orientación debe encaminarse a desalentar el consumo habitual de estos productos, sobre todo en el grupo de adolescentes ya que éstos ejercen su propia autonomía en las decisiones que toman y pueden ser en extremo influenciables.


Considerando que en muchos casos los adolescentes realizan más de una comida fuera de casa, el Plato del Bien Comer es una herramienta básica, práctica y de fácil comprensión que les permite organizar y planear cada tiempo de comida de forma que su dieta pueda ser completa y variada, además de estar acorde con sus preferencias personales y presupuesto.



BIBLIOGRAFÍA

  1. Casanueva E, Durán E, Kaufer M, Plazas M, Polo E, Toussaint G y cols. Fundamentos de El Plato del Bien Comer. Cuadernos de Nutrición, 25 (1); 2002: 21-28.

  2. Norma Oficial Mexicana NOM-043-SSA2-2005, Servicios básicos de salud. Promoción y Educación para la Salud en Materia Alimentaria. Criterios para brindar orientación. Diario Oficial de la Federación. México; 23 de enero de 2006.

  3. Chapa ME, Cháirez C. Alimentación del adolescente sano. En: Pérez Lizaur AB, García Campos M, editores. Dietas normales y terapeúticas 6ª ed. rev México: MC Graw Hill; 2014. pp 133-142.

  4. Shamah-Levy T, Cuevas-Nasu L, Rivera-Dommarco J, Hernández-Ávila M. Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016. Cuernavaca, México: Instituto Nacional de Salud Pública.

  5. Bourges H, Casanueva E, Rosado J, Recomendaciones de ingestión de nutrimentos para la población mexicana. México: Editorial Panamericana; 2008. pp193.

PARA SABER MÁS...

www.fns.org.mx (Cuadernos de Nutrición-Fomento de Nutrición y Salud)

www.eatright.org (American Dietetic Association)

www.mayoclinic.com (Healthy Lifestyle)

154 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Tienda del Nutriólogo

Tienda física: Mariano Matamoros #1303, Colonia Universidad, Toluca, Estado de México. Tel. (722) 212 9272

Horario: 

Lunes a Viernes de 9 a 18 hrs. 

Sábados de 10 a 15 hrs.

Asesoras de ventas:

Ale: WhatsApp: 722 269 2580

Danny:WhatsApp: 722 198 6322

Aviso de privacidad