• Fomento de Nutrición y Salud

Hábitos de higiene en la vida diaria y durante la actividad física

Itzel Carranza

Acerca de los hábitos

Se denomina hábito a toda conducta que se repite en el tiempo de manera sistemática, y que establece costumbres, actitudes y formas de comportamiento, todo ello incorporado a la vida diaria de las personas. Estas acciones pueden llegar a marcar pautas de conducta y aprendizaje, las cuales se mantienen en el tiempo y repercuten (favorable o desfavorablemente) en el propio estado de salud, nutrición y bienestar.


Un hábito debe tener un grado constante de regularidad, es decir, no se trata de una conducta aislada. Todos hemos constituido a lo largo de nuestra existencia una serie de hábitos que determinan no solo nuestro estilo de vida, sino que llegan a tejer el diseño de vida, hasta el punto de definir nuestros éxitos y/o fracaso en las diversas áreas que la conforman; de allí la importancia de atender de manera especial las conductas recurrentes que hemos incorporado a nuestra subsistencia, muchas de las cuales son totalmente inconscientes, por lo que se vuelve valioso cierto grado de introspección a fin de identificarlas.


A pesar de que muchas de nuestras conductas habituales se vislumbran con facilidad, se torna difícil incorporar nuevas y eliminar aquéllas que quisiéramos ya desterrar.


Hábitos favorables y desfavorables

Los hábitos constructivos o favorables nos conducen hacia metas que permiten disfrutar una mejor calidad de vida; y que deben determinarse de acuerdo con la satisfacción que generan a la persona que los realiza. Ejemplos de este tipo pueden ser:

  • Higiene personal: baño diario y lavado constante de manos.

  • Práctica de higiene bucal: cepillado y uso de hilo dental.

  • Alimentación correcta: variada y equilibrada.

  • Ejercicio realizado de manera regular.

  • Procurar mantenerse informado de lo que ocurre en el mundo.

Por lo contrario los hábitos destructivos o desfavorables tienen consecuencias negativas en nuestra vida, causan insatisfacciones y muchas veces nos hacen caer en vicios. Muchos de éstos son dañinos y difíciles de eliminar para quienes ya los tienen instaurados en su vida.

Ejemplos de ellos son: fumar o beber en exceso; la ociosidad excesiva, el despilfarro de dinero, y el comer en demasía, entre muchos otros. Lo ideal, por lo tanto, es evitarlos.


Formación de hábitos em etapas tempranas de la vida

El proceso de formación de hábitos en los niños se basa en la construcción de rutinas en las cuales es importante que los adultos tengan en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Definir cuáles son los hábitos que quieren enseñar, así como, cuándo y dónde practicarlos. Por ejemplo; en lo referente a la alimentación, lo que los padres y adultos comen regularmente conformará las preferencias o hábitos que los niños irán aprendiendo por imitación.

  2. Estructurar las secuencias a seguir para su adecuada implementación y práctica en la vida diaria de los infantes.

  3. Dar a conocer la importancia y las ventajas de practicarlos de manera oportuna y constante tanto por parte de los niños como de toda la familia.

Es importante considerar que los hábitos de higiene, y los alimentarios, así como los estilos de vida saludables, se asimilan e integran a la personalidad durante los primeros años de la existencia, y se van consolidando hasta perdurar en la vida adulta. A esto se debe la importancia de brindar una orientación adecuada y oportuna a maestros, familia y otros adultos cercanos, en cuanto a qué y cómo hacer para promover en los niños la enseñanza-aprendizaje de hábitos saludables, así como proporcionarles las herramientas que les ayudan a proteger y a cuidar la salud.


¿Qué es higiene?

Higiene se refiere a los cuidados, prácticas o técnicas utilizados para la conservación de la salud y la prevención de enfermedades. En los libros ancestrales, como el Corán o la Biblia, ya que se hablaba de cuidados de higiene, sin embargo, la medicina moderna es la que sistematizó su práctica con el objetivo de evitar males derivados de condiciones insalubres, como las enfermedades infecciosas y las epidemias. En este sentido, la higiene revolucionó la vida humana de los últimos siglos, y transformó las condiciones sanitarias de las poblaciones humanas, tanto rurales como urbanas, con lo que se logró disminuir de manera importante la mortalidad. Hoy en día el concepto de higiene ha evolucionado a tal punto que es aplicable para todos los ámbitos de la vida humana, como higiene personal, colectiva, familiar, escolar, así como la higiene ambiental, de las aguas, del aire, de los alimentos, etc.


Higiene personal

Higiene personal o individual se le llama a los hábitos de aseo corporal que cada persona practica para prevenir enfermedades y mantenerse saludable, como higiene bucal, lavado de manos, limpieza de ojos, orejas, cara. cabello, zona genital y pies, así como el corte periódico de uñas.


Actividad física

La actividad física y el ejercicio tienen un papel fundamental para mantener un cuerpo saludable a lo largo de toda la vida. Por desgracia, en la sociedad actual un alto porcentaje de la población no la practica y de ahí que se hayan expandido de forma importante enfermedades crónico-degenerativas como diabetes, aterosclerosis, o hipertensión, entre otras.


Higiene durante y después del ejercicio físico

Al practicar ejercicio la temperatura del cuerpo aumenta y éste se equilibra con el aumento de la sudoración. El movimiento corporal también incrementa la fricción de los pies y de la zona púbica, por tanto, se hace necesario extremar la higiene íntima a fin de proteger la piel y evitar infecciones. En cuanto a la ropa, al ejercitarse deben usarse materiales que permitan la transpiración y que sean adecuados al tipo de ejercicio a realizar -es mejor que sean naturales que sintéticos- y también deben estar acordes con las condiciones meteorológicas, porque no es lo mismo correr, que levantar pesas, y tampoco lo es hacer ejercicio en un gimnasio cubierto que practicarlo al aire libre. En el caso de los calcetines es mejor que estén elaborados con algodón. Si el ejercicios que realizamos es en espacios abiertos en cualquier estación del año, debemos buscar prendas específicas tanto para la época de calor como para la temporada de frío. No debemos olvidar que la ropa y el calzado deportivo son personales e intransferibles.


Otra medida de higiene mientras realizamos ejercicio físico es usar una toalla limpia y seca para retirar el sudor. Una vez finalizado el adiestramiento, debe lavarse tanto la toalla como el resto de la ropa deportiva.


Aunque pueda resultar obvio, no podemos dejar de recordar que después de realizar ejercicio físico es indispensable darse una ducha a fin de eliminar el sudor que se produjo durante el deporte y así evitar posibles infecciones y también que los poros de la piel se obstruyan, lo cual podría producir la aparición de acné.


Para la ducha, utilizaremos jabones y champús neutros -evitar geles, mousses, y otros productos para el cabello, al realizar el ejercicio físico- y tras el baño, debemos secarnos muy bien, deteniéndonos sobre todo en los pies y en el espacio entre los dedos; incluso es recomendable aplicar talco en esta zona. Por supuesto, el uso de chanclas en las piscinas y duchas públicas es fundamental para prevenir la aparición de pie de atleta.


Conclusión

Los hábitos determinan un estilo de vida y el mejor momento para aprenderlos es durante la infancia. Cuando se tiene éxito en la incorporación de hábitos sanos en esta etapa, el modo de vida a lo largo de toda la existencia avizora muchas probabilidades de ser saludable tanto en la higiene, como en el ejercicio y en la alimentación, lo cual evitará en gran medida enfermedades tanto infecciosas como crónico-degenerativas.

Es de suma importancia insistir en la importancia de practicar por lo menos de 30 a 60 minutos de ejercicio diario o al menos cuatro veces por semana.

La higiene diaria, asimismo, es la principal fuente de salud, por ello deben acatarse las recomendaciones de limpieza antes, durante y después de hacer ejercicio y al terminar éste.


PARA SABER MÁS...

ttp://www.who.int/mediacentre/news/notes/2012/hygiene_20120504/es/

Beneficios del fomento de la actividad física y la práctica deportiva en términos de mejora de la salud, el bienestar y la productividad empresarial.

http://www.insht.es/portal/site/lnsht/menuitem.




31 vistas

La Tienda del Nutriólogo

Tienda física: Mariano Matamoros #1303, Colonia Universidad, Toluca, Estado de México. Tel. (722) 212 9272

Horario COVID (hasta próximo aviso)

Lunes a Viernes de 11 a 17 hrs. 

Sábados de 10 a 15 hrs.

Asesoras de ventas:

Ale: WhatsApp: 722 268 2580

Danny:WhatsApp: 722 198 6322

Aviso de privacidad