• Fomento de Nutrición y Salud

La higiene: fuente para una buena salud

Itzel Carranza


La salud y otros valores

Salud, amor y libertad son -quizás- los vienes más valorados por la humanidad, y de ellos, la salud quizá sea el más importante, ya que sin ella, ni el amor ni la libertad son posibles, y tampoco pueden disfrutarse a plenitud; no sólo porque no seamos capaces de ofrecer todo el amor que nos embarga, sino que muchas veces la falta de salud nos impide recibirlos.


Salud en sus diferentes ámbitos

Se entiende por salud al óptimo estado de bienestar, tanto físico como mental y social:

a) Salud física

Funcionamiento armónico de cada una de nuestras células, órganos, aparatos y sistemas.


b) Salud mental

Ayuda al ser humano a pensar con claridad, a expresar sus sentimientos, a tomar decisiones responsables y a combatir el estrés. Además, propicia buena calidad de vida al procurar la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano, siempre dentro de los ambientes físicos, sociales y psicológicos.


c) Salud emocional

La salud mental abarca la salud emocional, que se define como la habilidad para canalizar las emociones constructivas y asertivas. Es el aprender a identificar, aceptar y manejar las emociones.


d) Salud sociocultural

La salud sociocultural contiene todas las áreas de la salud e incluye la salud familiar y la de la comunidad. Se posee salud social cuando se mantienen relaciones armónicas en los núcleos familiares y comunales y, a la vez, se satisfacen las necesidades básicas de cada individuo.


Desde la perspectiva de la salud social, la familia es la unidad básica de la sociedad; y de ahí nacen las comunidades; por tanto, será necesario abordar las problemáticas de salud desde la perspectiva colectiva y para ello se requiere de un trabajo interdisciplinario.


Higiene y salud en sus diferentes ámbitos

Se entiende por higiene a la ciencia de la salud y su conservación, la cual establece el conjunto de reglas y actividades cuyo objetivo consiste en mantener el organismo en buen estado e incrementar su bienestar a nivel individual familiar y social.


Dicho conjunto de reglas y prácticas no se limitan a la limpieza del cuerpo, que si bien resulta indispensable, también debe combinarse con otra serie de hábitos importantes como ejercicio físico, alimentación y descanso.


En términos prácticos, se puede decir que la higiene es fundamental para la salud. Sin higiene no es posible acceder a la salud, o que ésta se manifieste en forma plena en ninguno de los ámbitos mencionados.


Higiene y salud física

Una buena higiene es una de las formas más simples y efectivas de prevenir la propagación de enfermedades. En todo el mundo, alrededor de tres de cada diez personas, es decir, dos mil 100 millones de personas carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar, y a seis de cada diez -cuatro mil 500 millones- les falta un saneamiento seguro, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la UNICEF (julio 2017).


Mientras no haya limpieza e higiene tanto personal como en la comunidad no podrá haber salud, pues muchas enfermedades por las que mueren en el mundo millones de personas al año provienen de falta de aseo adecuado y de los principales elementos para realizarlo, por ejemplo, agua y jabón. Pobreza y educación siguen siendo causas importantes de la falta de higiene.


Hay asociaciones que se dedican al estudio de estos problemas, y por primera vez en mucho tiempo, se está monitoreando el porcentaje de personas que disponen de instalaciones en casa para lavarse las manos con agua y jabón; de acuerdo con los 17 Objetivos propuestos de Desarrollo Sostenible (ODS). Según el nuevo informe, el acceso a estos dos elementos para el lavado de manos varia muchísimo en los setenta países como datos disponibles, desde el 15 por ciento de la población de África subsahariana hasta el 76 por ciento en Asia occidental y África del Norte.


No acabaremos con ninguna de las demás enfermedades infecciosas que arrasen al mundo en desarrollo hasta que no hayamos ganado también la batalla para asegurar la disponibilidad de agua potable, saneamiento y asistencia sanitaria básica.

Kofi Annan, Secretario General de las Naciones Unidas de 1997 a 2006

En virtud del derecho humano a disponer de agua, todas las personas deben tener agua suficiente, asequible, accesible, segura y aceptable para usos personas y domésticos.

OMS


Acceso al agua en Latinoamérica

- 37 millones de Latinoamérica carecen de acceso al agua potable.

- 110 millones de latinoamericanos no tienen acceso al saneamiento.


Metas para 2030

- Lograr el acceso universal y equitativo al agua potable, a un precio asequible para todos.

- Lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres, las niñas y las personas en situación vulnerable.


Con la información anterior, sabemos que en tanto no se cuente con la educación adecuada y el acceso a los recursos para lograr hábitos de higiene básicos, no se podrán eliminar enfermedades infecciosas importantes, por ejemplo, la diarrea, que se padece en los países del Tercer Mundo.


Diarrea: una de las enfermedades debidas a la falta de higiene adecuada

  • 1.8 millones de personas mueren cada año por enfermedades diarreicas (incluido el cólera); un 90 por ciento de esos pacientes son niños menores de cinco años, y proceden, en especial, de países de desarrollo.

  • Se piensa que un 88 por ciento de las enfermedades diarreicas son producto de un abastecimiento de agua insalubre y de un saneamiento y una higiene deficientes.

  • La mejora del abastecimiento de agua reduce entre un seis y un 21 por ciento la morbilidad por diarrea; éste es un dato prioritario si se contabilizan sus graves consecuencias.

  • La mejora del saneamiento reduce la morbilidad por diarrea en un 32 por ciento.

  • Las medidas de higiene, entre ellas la educación sobre el tema y la insistencia en el hábito de lavarse las manos, pueden reducir el número de casos de diarrea hasta en un 45 por ciento.

  • La mejora de la calidad del agua para beber mediante el tratamiento del agua doméstica: por ejemplo, la cloración en el punto de consumo, puede reducir de un 35 a un 39 por ciento este mal.


Higiene y salud mental y emocional

Los hábitos de higiene en estos rubros de salud también tienen su raíz en los hábitos de limpieza diarios. En nuestra sociedad, por ejemplo, el baño diario, el lavado de manos antes y después de ir al baño, la limpieza adecuada en el hogar y en lugares estratégicos de la casa, como baños y cocina, siempre se manifestarán en personas que gozan de cierto equilibrio en su salud mental y emocional. Cuando se afectan los hábitos básicos de higiene y salud es posible que se presenten males o alguna alteración mental y/o emocional: depresión, ansiedad, demencia senil, etc. Con frecuencia, algunos pacientes con estos padecimientos dejan de bañarse, de cambiarse de ropa, de dormir bien, o de comer en forma adecuada, lo que da lugar a que se compliquen los cuadros clínicos, ya que hay círculos viciosos en los que se disminuye la autoestima, aumenta la apatía, hay falta de actividad física, baja el interés por al vida y puede haber infecciones. Todo ello se evitaría con buenos hábitos de higiene.


Higiene y salud sociocultural

Los hábitos de limpieza e higiene comienza en la familia e irradian a las comunidades. El éxito de una comunidad limpia y sana será reflejado de una buena educación en la familia. ES triste observar cómo en nuestro país todavía padecemos el hecho de que aún no se ponga la basura en su lugar, y que se deje o se tiren desechos en lugares públicos como parques, playas, ríos o mares, o sea, nuestra casa.


Conclusión

El grado de educación en higiene y, sobre todo, la capacidad para tener acceso al tipo de agua e instrumentos y productos adecuados para el correcto desempeño de los hábitos de higiene van en proporción con la economía de la población y el país. Conocer, difundir y aplicar las reglas de higiene en nuestros hogares nos ayudará a prevenir enfermedades y a conservar nuestra salud física, mental, emocional y sociocultural, que es el estado de bienestar óptimo en cada uno de estos ámbitos.


PARA SABER MÁS...

  • http://www.who.int/es/news-room/detail/12-07-2017-2-1-billion-people-lack.safe.drinking-water-at-home-more-than-twice-as-many-lack-safe-sanitation

  • http://los17ods.org

  • http://www.who.int/bulletin/volumes/86/9/07-050054-ab/es/

22 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Tienda del Nutriólogo

Tienda física: Mariano Matamoros #1303, Colonia Universidad, Toluca, Estado de México. Tel. (722) 212 9272

Horario: 

Lunes a Viernes de 9 a 18 hrs. 

Sábados de 10 a 15 hrs.

Asesoras de ventas:

Ale: WhatsApp: 722 269 2580

Danny:WhatsApp: 722 198 6322

Aviso de privacidad