Nutrición e Hipotiroidismo

El hipotiroidismo se debe al funcionamiento insuficiente de la tiroides. Puede clasificarse como primario (insuficiencia tiroidea), secundario (por déficit de hormona hipofisaria estimulante de la tiroides) o terciario (por déficit hipotalámica de hormona liberadora de tirotropina), o resultar de la resistencia periférica a la acción de las hormonas tiroideas. El logro del remplazo hormonal tiroideo optimo es más difícil en la deficiencia de TSH que en el hipotiroidismo primario por la imposibilidad de usar la cifra de TSH sérica como guía.


El hipotiroidismo congénito (HC) es raro; la incidencia es de 1 en 3000 nacimientos. La forma congénita puede causar discapacidad intelectual irreversible (cretinismo) o falta de progreso, si no se trata.

Por tanto la detección neonatal de HC es un avance preventivo sustancial. Las manifestaciones clínicas a menudo son sutiles o no existen al momento del nacimiento, quizá por el paso transplacentario de un poco de hormona tiroidea materna.


Alrededor de 1300 personas en Estados Unidos tiene hipotiroidismo. La prevalencia aumenta con la edad. El hipotiroidismo afecta hasta a 10% de las mujeres adultas, casi siempre pacientes en edad madura o avanzada. El hipotiroidismo no tratado puede contribuir a la hipertensión, dislipidemia, infertilidad, alteración cognitiva y disfunción neuromuscular.


El hipotiroidismo primario representa cerca de 95% de todos los casos. La causa más frecuente es la tiroiditis de Hashimoto. La segunda causa importante de insuficiencia tiroidea corresponder a varios tratamientos médicos que afectan la tiroides (p. ej; operaciones, consumo crónico de fármacos).















El bocio endémico consiste en hipertrofia de la tiroides con hinchazón en la parte anterior del cuello, lo que ocasiona deficiencia de yodo por un consumo insuficiente en la dieta o efectos farmacológicos.

Más de tres mil millones de personas en el mundo siguen programas de4 complementación de yodo. Las concentraciones óptimas de yodo para evitar las tiroidopatías se encuentran en límites estrechos cercanos a un consumo diario de yodo de 150mg.


El mixedema es un adema no compresible que puede aparecer en adultos con hipotiroidismo; se acumula mucopolisacárido hidrófilo en la piel y los músculos. Ocurre más a menudo en adultos mayores con enfermedad pulmonar y vascular subyacente. En el coma mixedematoso en etapa terminal el hipotiroidismo no tratado conduce a debilidad progresiva, estupor, hipotermia, hipoventilación, hipoglucemia, hiponatremia, intoxicación por agua, choque e incluso la muerte. La mayoría de los pacientes requerirá ventilación mecánica.


El hipotiroidismo subclínico es la insuficiencia tiroidea leve; las concentraciones de hormonas tiroideas en sangre periférica se encuentran en el intervalo normal de referencia, pero la concentración de TSH sérica es un poco elevada. Las deficiencias de yodo, hierro, selenio y zinc pueden alterar la función tiroidea porque reduce la actividad de la peroxidasa tiroidea dependiente de hem; el hierro complementario mejora la eficacia de la complementación con yodo. La anemia es una manifestación notoria del hipotiroidismo, no solo por síntesis alterada de hemoglobina, sino también por la deficiencia de hierro secundaria a la perdida sanguínea por menorragia, absorción intestinal disminuida de ácido fólico y anemia perniciosa por deficiencia de vitamina B12.

En la fenilcetonuria y fibrosis quística puede haber deficiencia de selenio y un estado hormonal tiroideo alterado; esto también puede observarse por desnutrición en niños, adultos mayores o personas enfermas.

En regiones del mundo donde hay deficiencia de yodo y selenio es recomendable la complementación doble.

Los trastornos por deficiencia de vitamina A y yodo afectan a >30% de la población mundial; estas deficiencias a menudo coexisten en grupos vulnerables. La complementación combinada también es importante.



Intervención

Objetivos

  • Suministrar la hormona levotiroxina

  • En el HC los objetivos terapéuticos inmediatos son elevar pronto la T4 a más de 130Nmol/L (10mg/dL), normalizar el valor sérico de TSH y alcanzar un resultado neurocognitivo óptimo.

  • Controlar la ganancia de peso, resultado de una tasa metabólica 15 a 40% menor, sobre todo en el paciente no tratado. Medir el peso con frecuencia para detectar pérdidas o retención de líquido.

  • Corregir la anemia por deficiencia de hierro, ácido fólico y vitamina B12 cuando sea necesario.

  • Como la vitamina D3 tiene participación en trastornos autoinmunitarios debe asegurarse el aporte dietético y complementario adecuado.

  • Mejorar los niveles de energía: reducir la fatiga

  • Mejorar el funcionamiento cardiaco, neurológico y renal.

  • Realizar pruebas de detección tiroidea en mujeres embarazadas o puérperas; proporcionar restitución hormonal según se requiera.


Alimentos y nutrición

  • ·Adoptar una dieta con control de energía ajustada a edad, sexo y talla.

  • Una formula con multivitamínicos y minerales complementarios puede ser benéfica, en particular para restituir nutrimentos que no se han absorbido en forma adecuada. Como la T3 es una hormona importante necesaria para el metabolismo de vitamina A es probable que las concentraciones séricas sean bajas en esta población. Incluir fuentes adecuadas de carotenoides, como el licopeno.

  • Asegurar el suministro apropiado de alimentos antioxidantes y ricos en fibra, además de líquidos.

  • Asegurar el consumo adecuado de yodo en las embarazadas y niños.

  • Los bociógenos naturales de col, nabos, colinabos, cacahuates, yuca, coliflor, brócoli y frijoles de soya pueden bloquear la captación de yodo por las células del cuerpo; se inactivan al calentarlos y cocinarlos.

  • Aportar la cantidad optima de yodo en forma de sal yodada (entre 150 y 250 mg al día para adultos) a fin de minimizar la disfunción tiroidea. Se re quieren zinc, cobre y tirosina.

  • Asegurar el estado adecuado de yodo durante la nutrición parenteral, sobre todo en lactantes prematuros.

Interacciones entre alimentos y fármacos

Fármacos de uso común y sus posibles efectos secundarios

  • Se utilizan hormonas tiroideas (liotrix, levotiroxina sódica o Synthroid). La mayoría de los pacientes requiere tratamiento de por vida. es necesario tener cuidado con los productos con proteína de soya porque pueden reducir la efectividad de las hormonas: las hormonas tiroideas elevan la glucosa y reducen el colesterol; vigilar con atención a los pacientes con diabetes. Exigen atención los cambios de peso rápida, sudación u otros síntomas de hipertiroidismo debe contactarse al médico para el seguimiento inmediato.

  • El tratamiento con litio para el trastorno bipolar se ha vinculado con el desarrollo de bocio. Vigilar de cerca a los pacientes.

Hierbas medicinales, productos botánicos y complementos

  • No deben consumirse hierbas o complementos botánicos sin comentarlo antes con el médico.

  • Evitar las tabletas del alga kelp y los complementos de “apoyo tiroideo”. Se han recomendado genciana, castaña, mostaza, rábano y hierba de San Juan, pero no hay estudios clínicos que demuestren su eficacia.

  • La curcumina y las vitaminas A, B12, D3 y E pueden ser provechosas; se requieren estudios más prolongados en humanos.

  • Si se consumen grandes cantidades de alga marina rica en yodo, como el kombu (Laminaria japónica) el uso debe vigilarse en personas que toman hormonas tiroideas como reposición.

Educación, atención y cuidado de la nutrición

  • Analizar los bociogenos de la col y los vegetales de la familia Brassica, nabos, colinabos, cacahuates, yuca y frijol de soya; se inactivan al calentarlos y cocerlos.

  • Fomentar el consumo de sal yodada, si está permitida. Evitar la automedicación con complementos de yodo.

  • Promover un consumo adecuado de líquidos.

  • Las mujeres que consideran embarazarse pueden desear someterse a estudios de detección para descartar problemas tiroideos. Si la ingestión de yodo es baja o viven es una región donde no se usa sal yodada tal vez sea necesario que el medico prescriba un complemento de yodo. La concentración urinaria normal de yodo es de 150 a 249 mg/L.

  • En muchos países en desarrollo los niños tienen riesgo elevado de desarrollar deficiencia de yodo, deficiencia de vitamina A y anemia ferropénica. Elegir los complementos adecuados.

  • Como el hipotiroidismo subclínico es frecuente en las personas con nefropatía crónica se recomienda la vigilancia estresa de la tasa de filtración glomerular.

  • La exposición a grandes dosis de metales, como plomo, molibdeno o arsénico, reduce la función tiroidea, lo cual tiene efectos adversos en el desarrollo, comportamiento, metabolismo y reproducción.


Educación del paciente: enfermedad transmitida por alimentos contaminados

  • Si es necesaria la alimentación por sonda en casa deben enseñarse los procedimientos apropiados para la limpieza y manipulación de alimentos.


Referencias

Gaitonde DY, et al. Hypothyroidism: an update. Am Fam Physician. 2012; 86:244,Koulouri O, et al. Diagnosis and treatment of hypothyroidism in TSH deficiency compared to primary thyroid disease: pituitary patients are at risk of under-replacement with levothyroxine. Clin Endocrinol (Oxf). 2011;74:744.

Meeker JD, et al. Multiple metals predict prolactin and thyrotropin (TSH) levels in men. Environ Res. 2009;109:869.

Rastogi MV, La Franchi SH. Congenital hypothyroidism. Orphanet J Rare Dis. 2010;5:17.

Zimmerman MB. Iodine deficiency. Endrocr Rev. 2009;30:376.


155 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

La Tienda del Nutriólogo

Tienda física: Mariano Matamoros #1303, Colonia Universidad, Toluca, Estado de México. Tel. (722) 212 9272

Horario: 

Lunes a Viernes de 9 a 18 hrs. 

Sábados de 10 a 15 hrs.

Asesoras de ventas:

Ale: WhatsApp: 722 269 2580

Danny:WhatsApp: 722 198 6322

Aviso de privacidad