Nutrición y cáncer gástrico

CLASIFICACIÓN DEL CUIDADO NUTRIMENTAL: NIVELES 3 A 4


DEFINICIONES Y ANTECENTES

El cáncer gástrico es un carcinoma que ocurre con mayor frecuencia en el segmento pilórico y a lo largo de la curvatura menor. Hay tres clases principales de este cáncer: cáncer gástrico cardial (cáncer en los 205 cm superiores del estómago, donde se une con el esófago), cáncer gástrico no cardial (cáncer en todas las demás áreas del estómago), y las formas difusas (con un mal pronóstico).


La enfermedad que se origina en las células glandulares es un adenoma; más de 90% de los cánceres gástricos es de este tipo. Si el tumor comienza en células del sistema inmunitario, se trata de un linfoma; si se origina en las células productoras de hormonas, se conoce como síndrome carcinoide. Otra forma muy rara inicia en el sistema nervioso y se denomina tumor estromal gastrointestinal.


En el cáncer gástrico son raros los signos definitivos. El cáncer gástrico suele ser posterior a anemia perniciosa prolongada, enfermedad de Ménétrier o gastritis crónica. Suele encontrarse en varones de 50 a 70 años de edad, muchas veces entre fumadores. Aunque la frecuencia es baja en Estados Unidos, es elevada en Japón y China. El carcinoma gástrico es la segunda causa más frecuente de muertes por cáncer en el mundo y produce más de 700 000 decesos cada año.


La metilación del DNA en las regiones del promotor del gene, que lleva la inactivación del supresor del tumor y otros genes relacionados con el cáncer en las células cancerosas, es el más bien definido sello epigenético en el cáncer gástrico (Qu et al., 2013). Así, la metilación del gen es el objetivo para la detección y diagnóstico de cáncer.


La infección con Helicobacter pylori participa en la patología. El CG esporádico se desarrolla a través de procesos en múltiples etapas que comienzan con gastritis atrófica inducida por H. pylori (Jang y Kim, 2011). El virus Epstein-Barr es otra causa infecciosa de CG. Una dieta rica en alimentos ahumados y salados (pescado y carne ahumados y vegetales en vinagre), lo mismo que la carne roja, incrementan los riesgos (Lin et al., 2014).


Antecedentes familiares de cáncer gástrico, enfermedad de Ménétrier, metaplasia intestinal, cáncer de mama.

Una dieta rica en selenio, frutas y verduras (en particular aquellas ricas en βcaroteno y vitamina C) puede reducir este riesgo. La riboflavina y la vitamina B₆ (Eussen et al., 2010) y el apego a un patrón dietéticos mediterráneo, se asocian con una reducción significativa del riesgo (Buckland et al., 2010). El consumo dietético total de Flavonoides está asociado con una reducción significativa en el riesgo de CG en mujeres (Zamora-Ros et al., 2012).


La cirugía es el tratamiento más frecuente. Los cánceres muy pequeños em etapa 1 que se limitan al recubrimiento interior del estómago pueden extirparse por endoscopia. En una gastrectomía subtotal sólo se extirpa la porción del estómago afectada. En las etapas 3 o 4 es necesario extirpar todo el estómago y conectar el esófago con el intestino delgado. La cirugía laparoscópica es menos invasiva y la recuperación es más rápida.


Puede aplicarse radiación neoadyuvante antes de la operación para reducir el tumor gástrico y también después del procedimiento quirúrgico para destruir cualquier célula neoplásica remanente. La radioterapia puede causar diarrea, náusea y vómito. Asimismo, se ha usado la quimioterapia junto con la radiación o en los tumores avanzados que no pueden curarse con la intervención quirúrgica.


INTERVENCIÓN

Objetivos

  • Evitar o revertir la pérdida de peso y la desnutrición ulterior.

  • Fomentar el consumo de líquidos.

  • Contrarrestar los efectos adversos de quimioterapia, radiación o gastrectomía. Si se practica una gastrectomía, pueden sobrevenir el síndrome de vaciamiento rápido o la hipoclorhidria.

  • Promover la cicatrización de heridas. Restituir las proteínas viscerales a medida que se reduce el nivel de estrés.

  • Corregir la enteropatía con pérdida de proteínas.

  • Evitar la recurrencia del cáncer al incluir alimentos protectores (Steevens et al., 2011)

  • Mejorar la calidad de vida.

Alimentos y nutrición

  • Pueden instituirse tratamiento parenteral, en especial antes de la resección.

  • Si es posible la dieta oral, incluir nutrimentos protectores como el Allium del ajo (crudo o poco cocido), carotenoides y licopeno (Iro et al., 2005), pescado, frutas, té no herbal, indoles y sulforafano de verduras crucíferas, y quercetina de manzanas y cebollas amarillas. Deben incluirse vitamina B₆, riboflavina, selenio y vitamina E (Eussenn et al., 2010).

  • Después de la resección, los pacientes quedan a menudo sensibles al volumen, requieren comidas y bocadillos pequeños con los líquidos entre comidas. Cuando se permite la ingestión oral, se intentan comidas ligeras que sean densas en nutrimentos, altas en proteína y calorías. Beber 35 ml/kg de líquido o más, a menos que esté contraindicado.

  • Después de las gastrectomía, manejar el síndrome de vaciamiento rápido, en el que los alimentos sin digerir entran al intestino delgado con demasiada rapidez. Son más tolerables las comidas pequeñas y frecuentes. Deben limitarse de forma notoria u omitirse los hidratos de carbono concentrados, alcohol y bebidas carbonatadas.

  • Es probable que sea necesaria la yeyunostomía para alimentación con la resección. Vigilar con cuidado la tolerancia.

  • Asegurar que la ingestión dietética y la complementación incluyan selenio, zinc, vitamina C y otros nutrimentos clave para la cicatrización de herida y corrección de la anemia. Tomar los suplementos con el alimento.

Interacciones entre alimentos y fármacos

Fármacos de uso común y sus posibles efectos secundarios

  • Si está presente H.pylori, puede requerirse antibioticoterapia para erradicarlo.

  • Los citotóxicos como la mitomicina C pueden causar fiebre, náusea, vómito, anorexia y estomatitis.

  • Con el fluorouracilo es frecuente encontrar anorexia y náusea. También son posibles llagas bucales, cambios en el gusto y vómito. Se recomienda añadir tiamina y a menudo se administra ácido folínico con el fluorouracilo.

  • En una forma rara de tumor estromal gastrointestinal es útil el imatinib; interfiere con la enzima anormal que genera señales al núcleo de una célula cancerosa. Los efectos potenciales incluyen náusea y vómito.

  • El sunitinib es útil en el cáncer gástrico cuando el imatinib no es efectivo.


Hierbas medicinales, productos botánicos y complementos

  • No deben usarse hierbas medicinales ni complementos botánicos sin consultarlo antes con el médico.

  • El reishi (Ganoderma lucidum) es un hongo amargo con polisacáridos, fibra dietética, oligosacáridos, triterpenoides, péptidos y proteínas, alcoholes, fenoles, zinc, cobre, yodo, selenio, hierro, vitaminas y aminoácidos; parece prometedor el tratamiento del CG (Batra et al., 2013).

Educación, atención y cuidado de la nutrición

  • Las sondas para la alimentación, como la yeyunostomía, pueden ser útiles para la atención en casa.

  • Si es posible la ingestión oral, instruir al paciente acerca de la dieta posterior a la gastrectomía. Alentarlo a masticar bien y despacio.

  • Informar acerca de los alimentos protectores y fitoquímicos.

  • Si se extirpo el estómago, es probable la anemia por deficiencia de vitamina B₁₂ unos años después; mantener una vigilancia cuidadosa. Es probable que se necesiten inyecciones de por vida.

  • Recomendar que no se salten comidas ni se ingieran los alimentos con demasiada rapidez. El consumo de alcohol y el tabaquismo también deben suspenderse (Lim et al., 2012).

Educación del paciente: seguridad alimentaria

  • Educar al paciente sobre los aspectos de seguridad alimentaria. Explicar la manipulación segura y la preparación de alimentos, el mantenimiento de los alimentos a temperatura adecuadas, el uso de agua estéril y el recalentado apropiado de la comida.

  • En caso de alimentación por sonda, explicar la manipulación segura de la fórmula y la sonda.

Para más información

* H. pylori and Cancer Fact Sheet

http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/risk/h-pylori-cancer

* Memorial Sloan -Kettering Cancer Center

http://www.mskcc.org/mskcc/html/14670cfm

*OncoLink-Gastric Cancer

http://oncolink.org/types1.cfm?c=152


REFERENCIAS

Batra P, et al. Probing Lingzhi or Reishi medicinal mushroom Ganoderma lucidum (higher Basidiumycetes): a bitter mushroom with amazing health benefits. Int J Med Mushrooms. 2013;15:127.

Buckland G, et al. Adherence to a Mediterranean diet and risk of gastric adenocarcinoma within the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC) cohort study. Am J Clin Nutr. 2010;91:381.

Eussen SJ, et al. Vitamins B₂ and B₆ and genetic plymorphisms related to one carbon metabolism as risk factors for gastric adenocarcinoma in the European prospective inestigation into cancer and nutrition. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 2010;19:28.

Jang BG, Kim WH. Molecular pathology of gastric carcinoma. Pathobiology. 2011;78:302.

Lim H, et al. Evaluation of nutrient intake and diet quality of gastric cancer patients in Korea. Nutr Res Pract. 2012;6:213.

Lin SH, et al. Salt processed food and gastric cancer in a Chineses population. Asian Pac J Cancer Prev. 2014;15:5293-5298.

Qu Y, et al. Gene methylation in gastric cancer. Clin Chim Acta. 2013;424C:53.

Steevens J, et al. Vegetables and fruits consumption and risk of esophageal and gastric cancer subtypes in the Netherlands Cohort Study. Int J Cancer. 2011;129:2681.

Zamora-Ros R, et al. Dietary flavonoid and lignan intake and gastric adenocarcinoma risk in the European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC) study. Am J Nutr.2012;96:1398.

203 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo